Vida saludable

Para que esté siempre a la altura de las mayores exigencias.

Práctica de deporte
Con un valor nutricional excepcional, rico en fibra, proteínas, vitaminas, y con un alto aporte de sales minerales, como el hierro, potasio, magnesio, zinc, fósforo y calcio, el açaí es la fruta preferida por muchos deportistas.

Energizante, es un regenerador muscular excelente. Su contenido de potasio previene los tan indeseados calambres causados por el esfuerzo, y el aporte de hierro y magnesio promueve un eficaz remedio contra el desgaste físico. El zinc, reconocido anti-inflamatorio y antioxidante, ayuda en el desempeño del atleta, al mismo tiempo que reduce los daños causados por el estrés oxidativo proveniente de la actividad física.

Las proteínas tienen un papel fundamental en la formación de los músculos y siendo el fósforo un elemento con implicación directa en la formación de las proteínas, se puede decir que esta fruta es una gran aliada para quien quiere desarrollar o mantener una buena forma física.
Otra contribución importante es la de las fibras, que retrasan la absorción de los azúcares, controlando de esta forma la glicemia y previniendo bajadas de la presión arterial, para que el entrenamiento transcurra sin imprevistos.

En competición o en la práctica de deporte rutinario, esta fruta provee las necesidades más inmediatas de los deportistas, manteniendo la energía y facilitando una adecuada recuperación tras el esfuerzo realizado.

Vida activa
Las exigencias del día a día a menudo provocan un alto desgaste físico y mental. Y «estar a la altura» no siempre es fácil. El açaí es un poderoso aliado para una vida que reclama dar lo mejor de uno mismo.

Rico en hierro y vitaminas esenciales para el organismo, esta fruta ayuda a combatir la fatiga diaria, y su alto contenido en fibras regula la flora intestinal y controla el sistema digestivo promoviendo el bienestar y el equilibrio.

El fósforo desempeña un papel importante en el equilibrio hormonal, en la formación de las proteínas – tan necesarias para el mantenimiento del sistema muscular -, en la integridad de los huesos y dientes, en el buen funcionamiento de los riñones y en el mantenimiento de las funciones cerebrales. Actúa así en la prevención del debilitamiento de todos estos «sistemas», derivado del avance de la edad y de las duras exigencias de la vida activa.

El açaí es igualmente adecuado para quien realiza una dieta de pérdida de peso, su bajo índice glicémico y las fibras confieren sensación de saciedad durante más tiempo, sin dejar de proporcionar los nutrientes necesarios a una dieta equilibrada.

Pero los atributos del açaí no se quedan ahí, los estudios revelan que contiene más calcio que algunos productos de origen lácteo, aportando una contribución considerable a la salud de los dientes, huesos, uñas y pelo que empiezan a perder fuerza en la edad adulta.

Mayor (Senior)

El açaí contribuye activamente a la prevención de enfermedades coronarias y de enfermedades degenerativas crónicas, por la extraordinaria contribución a las arterias y el cerebro, situándose a la cabeza de los alimentos con alto valor de antioxidantes en la actualidad.

Proporcionando una circulación sanguínea más fluida, este «súper alimento» actúa en la prevención de coágulos y de la hipertensión, y el alto contenido de ácidos grasos esenciales y lípidos mono y polinsaturados, promueve la reducción del colesterol y protege el corazón.

El açaí es una extraordinaria fruta con innumerables beneficios para la salud, en particular a nivel del envejecimiento celular, que retrasa con un eficaz combate a los radicales libres.
Su elevado índice en sales minerales, especialmente en calcio y magnesio, desempeña un papel importante en la prevención de la osteoporosis y en el aumento del rendimiento físico, debido a la influencia sobre la contracción muscular.

Contiene también una relevante concentración de potasio, el açaí se convierte en un potente auxiliar para el relajamiento de los músculos, previniendo dolores y combatiendo la debilidad de los mismos.
Su consumo contribuye también a colmar el déficit en hierro, resultante de la edad avanzada, combatiendo de esta forma los síntomas de cansancio.

El fósforo constante en el açaí actúa en el mantenimiento de las funciones cerebrales, en el buen funcionamiento del riñón y en la conservación de los huesos y de los dientes, contribuyendo para el mantenimiento de una vida con calidad.

Adicionalmente, se atribuyen a este magnífico fruto propiedades anti inflamatorias y anti cancerígenas.

Niños

Las necesidades durante el crecimiento infantil son muchas y conocidas. Para hacer frente a las mismas nada más apropiado que una fruta sano y nutricionalmente completa.

Rico en calcio y fósforo, el açaí contribuye a la formación de huesos y dientes sanos. También tiene influencia en la coagulación sanguínea y en la formación de las células nerviosas.
No menos importante es el hierro que lo compone y que promueve un eficiente transporte del oxígeno por el cuerpo, contribuyendo a un desempeño energético exigente.

Las necesidades proteicas en edades jóvenes son significativas, dado que las proteínas forman parte de la estructura de las células, en particular de los músculos. Con un alto índice proteico, el açaí es un alimento que debería ser incluido en la dieta de los niños.

Esta maravillosa fruta es también una extraordinaria fuente de vitaminas, especialmente de la C. Esta vitamina es la responsable de preservar el sistema inmunológico, tan importante en los niños, por ser más frágiles y por estar constantemente expuestas a innumerables fuentes infecciosas.

No menos importantes son las vitaminas B1 y B2. La vitamina B1 es esencial para el desarrollo y buen funcionamiento del sistema nervioso, pudiendo su deficiencia causar lesiones cerebrales. La B2 favorece el crecimiento y el desarrollo, especialmente durante la infancia, mantiene la salud de los ojos, de la piel y de la boca, y promueve el incremento de energía en el organismo.

El açaí promueve la saciedad por largos períodos de tiempo, combatiendo el cansancio y la falta de concentración, para que los más pequeños puedan sacar el máximo provecho tanto durante las clases como durante el tiempo de juegos.

Alimentación Nativa

Conozca el açaí

El Açaí es una fruta proveniente de la región del Amazonas, donde fue adoptado hace muchos siglos por las poblaciones indígenas como parte indispensable de su alimentación.